close
    search Buscar

    Poemas de la Luna para niños y niñas



    Poema "El niño y la Luna"

    Estaba asomado por la ventana
    mirándola con suma alegría,
    era esa bella luna gitana
    que con mirada de amor le sonreía.

    Con cara de tristeza
    y una lágrima que se le escurría,
    muy dolorido a la luna le decía,
    le decía que nadie lo quería.

    Yo te quiero, contestó la luna con dolor.
    ¿Quién no te quiere niño? ¿Quién no te da amor?
    Todas las personas desperdician el quererte,
    yo te quiero y te querré hasta tu muerte.

    ¿Qué esconde esa bella cara de angelito?
    De este niñito inocente y tan bonito,
    este bello ángel inocente de un delito,
    como su tamaño lleno de maleza, muy poquito

    El niño satisfecho de lo que le acababan de decir
    le pidió a la luna un gran favor.
    Que todas las noches lo fuera a bendecir.
    Que le dé un gran beso y que lo haga con amor

    El niño alegre subió a la cuna y se durmió,
    y entusiasmado la noche siguiente a la luna esperó.
    Miró por la ventana y no la encontró,
    y muy enojado a esperarla en su cuna se sentó.

    Pasaron las horas, no llegaba la luna,
    el niño se levantó de la cuna
    y fue a buscarla a la laguna
    pero por más que gritó no estaba la luna.

    Fue al monte de un cerro y subió,
    con una alta voz a la luna le gritó
    y ella nunca se apareció.
    Vio un pino alto y le preguntó:


    Pino alto, ¿qué ves desde la punta de tus hojas?
    Puedo hacerte una pregunta y no te enojas
    ¿No has visto al círculo brillante?
    ¿A aquella luna bonita y elegante?

    Yo sé de quien hablas, dijo el pino,
    Ella hoy a visitarme vino
    vestida con un vestido elegante y fino
    y a decirme un secreto ella vino

    Me dijo que vendría alguien a buscarla
    y que yo le dijera que él fuera hoy a visitarla
    Ella está apagada y sin pasión.
    Que necesita que alguien le cante una canción

    El niño corrió a buscar a su amiga,
    mientras gritaba que él canta para ella
    con tal de que se le quite la fatiga
    y vuelva a ser como siempre bella.

    Encontró a la luna sentada
    con toda su luz apagada
    que le decía al niño desilusionada
    que ya no podrá visitarlo para nada.

    El niño triste preguntó ¿por qué no?
    ¿Que había hecho él para este castigo?
    ¿Qué si ya no podía ser su amigo?
    ¿Qué si ya no quería verlo más?

    En eso el niño despierta de su sueño.
    Él había soñado algo desagradable,
    algo feo e indeseable,
    pero en realidad nada sucedió.

    Estaba ahí la luna
    dándole su bendición,
    el niño acostado en su cuna
    mirándola con admiración.

    Fueron la luna y el niño felices,
    la luna siempre lo visitó.




    Poema "En las noches claras" de Gloria Fuertes


    En las noches claras,

    resuelvo el problema de la soledad del ser.
    Invito a la luna y con mi sombra somos tres.




    Poema "La Luna" de Jaime Sabines


    La luna se puede tomar a cucharadas
    o como una cápsula cada dos horas.
    Es buena como hipnótico y sedante
    y también alivia
    a los que se han intoxicado de filosofía.
    Un pedazo de luna en el bolsillo
    es mejor amuleto que la pata de conejo:
    sirve para encontrar a quien se ama,
    para ser rico sin que lo sepa nadie
    y para alejar a los médicos y las clínicas.
    Se puede dar de postre a los niños
    cuando no se han dormido,
    y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos

    ayudan a bien morir.

    Pon una hoja tierna de la luna
    debajo de tu almohada
    y mirarás lo que quieras ver.
    Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
    para cuando te ahogues,
    y dale la llave de la luna
    a los presos y a los desencantados.
    Para los condenados a muerte
    y para los condenados a vida
    no hay mejor estimulante que la luna
    en dosis precisas y controladas.





    Poema "La Luna..."


    Buscando tus ojos,
    La luna se esconde,
    Juega con el viento,
    Y aturde a los duendes.

    Se adorna, te sigue…
    Te envuelve de cálidos besos,
    Y te enciende.

    ¡ Esa luna… luna ¡
    Su corazón extiende,
    Se vuelve humana,
    Y… a tu lado se duerme.

    Y en la madrugada,
    Tu alma se llena de calor…

    Cuando ve, tu frente serena,
    Anidando, recuerdos encendidos,
    de tu ilusión de amor....





    Bibliografía consultada en español

    Empresa formada en 2001 con distintos medios digitales dirigidos a un público internacional. Actualmente, contamos con 30 trabajadores. Hemos sido nominadas en varias ocasiones en premios como -20 minutos,-Premios IATI,-Premios Blogs de Oro Jurídico,-Premios Moda Digital 2.0. Nuestro contenido siempre está sujeto dentro de la legalidad, con temáticas respetuosas y con un vocabulario correcto, acertado y cercano.