Manualidades de Halloween para niños y niñas

Portavelas de momias para Halloween:


Materiales:

Tarro de vidrio reutilizado.

Ojos de manualidades adhesivos.

Un rollo de venda adhesiva.

Una vela.


Pasos a seguir:

1. Para empezar, limpiamos y secamos bien el tarro.

2. Forramos con la venda adhesiva el tarro dejando al descubierto la parte superior. No es necesario cubrirlo todo, puedes dejar algún hueco.

3. Pegamos los ojos.

4. Para acabar, ponemos la vela en el interior.




Máscaras de Halloween con platos de papel:




Materiales:

Platos de papel de distintos colores.

Cartulinas de distintos colores.

Un lápiz.

Unas tijeras o un cutter.

Pegamento o pistola de silicona.

Palitos tipo brocheta o palos de helado.



Pasos a seguir:

1. Con el lápiz, hacemos dos pequeños círculos en la parte de atrás del plato para marcar los ojos y los recortamos. En la parte inferior hacemos lo mismo, con un círculo un poco más grande y centrado, esto será la boca.

2. Para la mascara del dinosaurio o del conejo, cortamos cartulinas del color que más nos apetezca dándoles forma de orejas y de nariz. En el caso del dinosaurio, como más distinto al color del plato sea la catrulina, mejor.


3. Con una cartulina negra, hacemos las alas del vampiro, una cicatriz para Frankenstein y dos circulos pequeños para añadirlos a la máscara de monstruo como ojos.

4. Ahora, cogemos una cartulina blanca y hacemos formas triangulares o ovaladas más o menos del mismo tamaño para hacer los dientes.
5. Con la silicona o el pegamento, vamos pegando todos los elementos en nuestras terroríficas máscaras, las orejas por detrás del plato dejando que salgan un poco y los otros elementos, por delante.

6. Para acabar, pegamos un palo de helado o uno tipo brocheta por detrás del plato de manera que sobre un poco por debajo y así sea más fácil de sujetar.


A continuación, te dejamos más ideas para inspirarte.