forstorylovers.com

Manualidades con plástico para niños y niñas

Disfraz de mochila cohete con botellas de plástico:



Materiales:

2 botellas de 1,5L o 2L vacías.

Pintura en spray de color gris o plateado.

Unas tijeras.

Papel de celofán y de seda de color amarillo, naranja y rojo.

Trapillo para atar la mochila, negro o plateado para que quede bien.

Silicona.



Pasos a seguir:

1. Para empezar, limpiamos y secamos bien las botellas sin los tapones.

2. Las pintamos con el spray hasta que estén cubiertas del todo. Un truco que puede ir muy bien para no mancharnos es taparnos la mano con la que aguantamos las botellas con una bolsa de plástico.

3. Dejamos que las botellas se sequen (unos 10 minutos aprox.), hasta que no nos manchemos al tocarlas.

4. Mientras tanto, cogemos las hojas de papel de seda y de celofán, las estiramos y las arruagamos para que parezcan llamas de fuego.

5. Juntamos unas cuantas hojas, combinando los 3 colores, metemos un extremo dentro del cuello de la botella y los pegamos allí con un poco de silicona. Podemos ir poniendo tanto papel como queramos hasta que quede el efecto deseado.

6. Hacemos lo mismo con la otra botella.

7. Pegamos las dos botellas con silicona y, una vez esté seca, con el trapillo envolvemos las botellas y al niño de manera que quede como una mochila.




Hucha con una botella de plástico:




Materiales:
Una botella de plástico pequeña vacía con el tapón.

Pegamento o silicona.

Papel decorativo, cartulinas o goma eva.

Ojos de manualidades adhesivos.

Rotuladores de colores.

Cuatro cuentas de bisutería de mismo tamaño.

Unas tijeras.


Un cutter.



Pasos a seguir:

1. Una vez tengamos la botella limpia y seca, con el cutter y con mucho cuidado, hacemos una rendija en el centro de la botella.

2. Recortamos un rectángulo de cartulina, goma eva o papel recorativo que cubra todo el lomo del cerdito y dos triángulos redondeados que serán las orejas del cerdito.

3. Pegamos los elementos en el cuerpo de la botella tal y como corresponde, haciendo un corte en el lomo al igual como hemos hecho en la botella para que así pasen las monedas.

4. Pegamos los ojos adhesivos o, si no tenemos, los pintamos con un rotulador permanente.

5. Con lo que sobra de la cartulina o el material con el que hemos cubierto el lomo del cerdito y hemos hecho las orejas, hacemos dos circulitos que servirán para el morro del cerdo y los pegamos en el tapón con silicona.

6. Hacemos cuatro marcas simétricas a la parte de bajo del lomo que nos servirán de guía para pegar las cuentas de bisutería, que nos servirán de patitas.

7. Por último, podemos decorar el cerdito como queramos para que realmente sea único.