Adivinanzas de oficios y profesiones para niños y niñas



Con unos zapatos grandes y la cara muy pintada, soy el que hace reír a toda la chiquillada.




Hago paredes, pongo cimientos y a los andamios subo contento.





Caminar es su destino, yendo de casa en casa, y de su saco de cuero, saca paquetes y cartas.




A fuerza de martillazos cambia la naturaleza; transforma piedras en rostros y la materia en belleza.




Puedo sostener un plato con la punta de un pincel; puedo rodar la pelota con los dedos de los pies.




Sobre lienzos o en papel, ¡qué bien emplea el color con lápices o pincel!




Recojo frutos sin siembra y mi tractor viene y va; allí por donde trabajo, nadie puede caminar.




Adivina, adivinador: llevo un parche sin ser tambor, y tengo anzuelo sin ser pescador.




Sin ninguna ceremonia con su sombrero calado, viaja delante del rey, del papa o del magistrado.




Tengo los zapatos rotos por la suela y el tacón. ¿Quién me los ha de arreglar con la lezna y el punzón?




Por una escalera larga, peldaños blancos y negros, sube y baja a sus diez hijos con sonoros martilleos.




En vez de dar, corta y quita, y por eso cobra su paguita.





Respuestas: el payaso, el albañil, el cartero, el escultor, el acróbata, el pintor, el pescador, el pirata, el chófer, el zapatero, el pianista, el peluquero.





Ha bogado muchas veces,
ya lo creo,
entre togas de los jueces,
por un reo.



Preparo el terreno
y la semilla siembro;
siempre esperando
que el sol y la lluvia
lleguen a tiempo.



Ni torcida ni inclinada
tiene que estar la pared,
para eso tengo plomada
y me ayudo del nivel



Hago paredes,
pongo cimientos
y a los andamios
subo contento.



Todos los días del año
me levanto muy temprano
a quitar los desperdicios
y basuras de tu barrio.



Con una manguera,
casco y escalera
apago los fuegos
y las hogueras.



Con madera de pino,
de haya o de nogal
construyo los muebles
para tu hogar.



Caminar es su destino
y, yendo de casa en casa,
de su valija de cuero
saca paquetes y cartas.



La cartera, compañera,
me acompaña con frecuencia,
voy de portal en portal
llevando correspondencia.



Agita el cartucho,
carga la pistola,
pasa un algodón,
y con un azote
pone la inyección.



No soy bombero,
pero tengo manguera
y alimento a los coches
por la carretera.





Respuestas: abogado, agricultor, albañil, albañil, barrendero, bombero, carpintero, cartero, cartero, enfermera, gasolinero, guárdia de tráfico.




Vivo junto al bosque,
mi casa es de piedra,
yo talo los árboles
y corto madera.



Un valiente domador
que tiene la intrepidez
de enseñar a la niñez.



¿Quién es aquel caballero
que me causa maravilla,
que mientras alzan la hostia,
está sentado en su silla?



Con unos zapatos grandes
y la cara muy pintada,
soy el que hace reír
a toda la chiquillada.



Se puede quedar sin duros
por culpa de los peludos.



En vez de dar, quita,
cobrando su paguita.



Mi pueblo es costero,
sueño con el mar,
en mi viejo barco
me voy a pescar.



Sobre lienzo, o en papel,
qué bien aplica el color,
con lápices o pincel.



Brocha y pincel
van siempre con él.




Respuestas: el leñador, el maestro, el organista, el payaso, el peluquero, el pescador, el pintor, el pintor



JUDIT LLORDÉS

Equipo editorial