Manualidades de estaciones para niños y niñas

Árbol de las estaciones:


Materiales:

Plantillas de árboles

Colores y témperas

Cartulinas

Pegamento en barra

Hojas de colores

Servilletas de papel

Tijeras


Pasos a seguir:

Deberemos imprimir las plantillas de árboles que hemos buscado en internet, o también las podemos dibujar nosotros mismos copiando un modelo que nos guste. Necesitaremos cuatro modelos que sean iguales.

Una vez impresos, y pegados en la cartulina, comenzaremos a colorear los cuatro árboles con colores o témperas con diferentes colores según la temporada. De este modo, utilizaremos el azul para el invierno, el rojo para el verano, el verde para la primavera, y el naranja para el otoño. Luego cortaremos y doblaremos por la mitad de acuerdo con su eje central.

Luego, simplemente tendremos que extender el pegamento, haciendo que la mitad de una hoja coincida con la siguiente mitad, casi formando una especie de folleto con los cuatro árboles.

Luego podemos decorar las hojas con servilletas y papel de colores cortados en trozos pequeños, para crear hojas, flores, frutas y copos de nieve. Para crear los copos de nieve con el papel de las servilletas es suficiente crear una serie de bolitas con los dedos. En este punto, podemos pegar las hojas, flores, ramas y bolitas a sus árboles.

Ahora deberemos escribir debajo de cada árbol la fecha del tiempo que dura cada estación.

De este modo los niños podrán mirar el calendario cualquier día y sabrán de inmediato al comprobar en su árbol, en qué estación se encuentran.

Y para colocar su pequeña obra de arte en su habitación podemos crear una base sobre la que colocar el árbol, como por ejemplo, pegarlo sobre un cartón.





Pavos de corcho:



Materiales:

Hojas secas del campo

Ceras de colores

Pegamento escolar

Corchos

Fieltro o goma eva amarilla para el pico

Rotulador negro


Pasos a seguir:

Recolectaremos del bosque unas cuantas hojas secas otoñales. Escogeremos hojas de distintos colores para dar más vistosidad a nuestros pavos de corcho.

Prensaremos las hojas bajo un libro grande para que queden bien planas y sea más fácil decorarlas el día de la actividad.

Pondremos todos los elementos sobre la mesa

Pondremos las distintas ceras de colores y pintaremos las hojas de forma vistosa utilizando varias tonalidades.

Dibujaremos los ojos en el corcho con el rotulador negro

Recortaremos un pequeño triángulo en el fieltro o la goma eva y lo pegaremos en el corcho a modo de nariz del pavo.

Pegaremos la hoja decorada en la parte posterior de cada corcho y dejaremos secar.