Experimentos con imanes para niños y niñas




CONSTRUYE UNA BRÚJULA.


Material necesario:


  • Una aguja 
  • Un imán 
  • Un recipiente 
  • Un corcho entre 6 y 12 mm de grosor 
  • Un poco de celo 


Procedimiento: 




  • Cogemos la aguja y la frotamos al menos 50 veces en una sola dirección con uno de los polos del imán. Por otro lado, llenamos el recipiente con agua y dejamos flotar el corcho en ella. Con mucho cuidado, centramos la aguja en el corcho y la fijamos con un trozo de celo. Ya tenemos terminada nuestra brújula casera. Para probar su eficacia, podemos acercar el imán a la aguja y veremos cómo gira al verse atraída por él. 


Explicación científica: 


  • Al frotar la aguja con uno de los polos del imán, ésta se magnetiza y comienza a repeler los polos con distinto signo al suyo y atraer a los del mismo. Es por esto que, mientras no haya ninguna interferencia, la aguja siempre apuntará al Norte de la Tierra. La Tierra es, en el fondo, como un gigantesco imán. Su norte magnético nos ha permitido crear brújulas con las que orientarnos en el espacio desde hace miles de años. Como sabréis, una imán atrae a otro imán (o lo repele, dependiendo del polo), por eso, la invención de la brújula se dio mediante la imantación de la punta de la aguja de la brújula, de forma que entre el hierro del núcleo y el imán de la aguja se consigue señalar el Norte magnético mencionado anteriormente. ¡Ojo! El Norte Magnético es diferente dependiendo de donde nos encontremos y no siempre coincide con el Norte geográfico (polo Norte o polo Sur), que es el que nos interesa. Por ejemplo, en las zonas polares la brújula es inservible por la convergencia de las líneas de fuerza del campo magnético terrestre.











Material necesario:

  • 1 imán
  • 2 agujas


Procedimiento:


  • Sujetar una de las agujas por el extremo de su ojal y frotarla suavemente unas 30 veces contra el imán siempre en el mismo sentido. Perfecto ya tenemos las agujas imantadas, ahora intenta atraer las agujas magnetizadas entre sí, las agujas se atraen porque hemos logrado transferirles magnetismo.



EXPERIMENTO CON IMANES DE ATRACCIÓN Y REPULSIÓN:




Hoy vamos a aprender un experimento con imanes para niños, se realizaron algunas experiencias muy interesantes que nos muestran a continuación: Una “magia” con 2 imanes circulares, de tal forma que uno se mantenía flotando encima del otro sin apoyarse en nada.


Material: 


  • 2 imanes circulares
  • 1 lapiz
  • Plastilina


Procedimiento:

Para realizar este experimento con imanes basta con colocar un lápiz sobre una base de plastilina y colocar un imán circular en el lápiz.

Luego introduciremos otro imán circular del mismo modo y observaremos estupefactos la fuerza de repulsión de los imanes.