Adivinanzas graciosas para niños y niñas


Cinco hermanos muy unidos que no se pueden mirar, cuando riñen aunque quieras no los puedes separar.



Si me nombras desaparezco, ¿quien soy?



Desde el lunes hasta el viernes, soy la última en llegar, el sábado soy la primera y el domingo a descansar.




Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.



Estoy en la guerra y huyo del cañón. Estoy en el altar y no estoy en la iglesia. Estoy en la flor y no en la planta.



Soy animal en el campo, soy pintura en la ciudad y mi nombre como dice Braulio en esta calle esta.



Iba una vaca de lado, luego resultó pescado.



Tengo nombre de mujer, crezco en el fondo del mar, en la arena de la playa tú me podrás encontrar.



No son flores, pero tienen plantas y olores.



Dos hermanas diligentes que caminan al compás, con el pico por delante y los ojos por detrás.




Soluciones: los dedos, el silencio, la letra S, la arena, la letra R, el paso de cebra, el bacalao, la concha, los pies las tijeras.




Tengo patas y no ando, soy plana y no canto, se apoyan para escribir y no te puedo hacer reír.



Tengo 87 años y me llamo señora, me gusta el helado y siempre miro la hora.



Una señorita muy señoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.



Crió Dios dos avecitas en el vivir tan conformes, que la que come no bebe, y la que bebe no come.



Una señora con muchas basquiñas y que se pone la peor encima.



Pozo hondo, soga larga, y como no se doble no alcanza.



Más de cien damas hermosas vi en un instante nacer, encendidas como rosas, y en seguida fenecer.



Yo estoy hecho mil pedazos, tengo una mano y un brazo en la mitad de mi cuerpo.



Pingue, pingue, está pingando; mango, mango, lo está mirando; si pingue, pingue, cayera, mango, mango, lo cogiera.




Soluciones: la mesa, la abuela, la lengua, el mosquito y el coco, la cebolla, la boca y el brazo, las chispas, el reloj, la morcilla y el gato.





No es reloj, pero hace TIC TAC, no usa pilas pero no para de andar...



Pelo arriba, pelo abajo y al medio un tajo ¿qué es?



Señores, de Francia vengo, que mi padre es cantador, traigo los hábitos blancos y amarillo el corazón.



¿A las cuantas vueltas se echa un burro?



Tamaño como un ochavo pichilín, y tiene un agujero en un cuadril.



Dos hermanas, mentira no es, la una es mi tía, la otra no lo es.



Muchas lamparitas muy bien colgaditas, siempre encandiladas, y nadie las atiza.



Si tú me quieres comer, me verás marrón peludo y no me podrás romper porque por fuera soy duro.



Tengo lo que Dios no tiene, veo lo que Dios no ve; ¿qué es?




Soluciones: el corazón, el ojo, el huevo, a la última, el altramuz, es su madre, las estrellas, el coco, hermanos


JUDIT LLORDÉS

Equipo editorial