Chistes de Pepito para niños y niñas



La profesora le dice a Pepito:
- A ver Pepito, si yo digo: "fui rica", es pasado, pero si yo digo: "soy hermosa", ¿qué es?.
- ¡Demasiada imaginación profesora!.

 


Pepito le pregunta a su maestra:
- Maestra, ¿me castigaría usted por algo que yo no hice?.
- No Pepito, ¡por supuesto que no!.
- Qué bueno, porque no hice la tarea de hoy.

 

Érase una vez Pepito que se puso a vender huevos dentro de una iglesia:
- ¡Huevos, huevos, a 10 pesos cada uno!.
Y el padre muy molesto grita:
- ¡Saquen a ese niño de los huevos!.
Y Pepito asustado le dice:
- ¡Padre, mejor de la orejita!.

 

La profesora le dice a Pepito:
- A ver, traduce esta frase al inglés: "El gato cayó al agua y se ahogó".
- Esta me la sé - contesta -. "The cat cataplum in the water gluglu no more miau miau"...

 

La mamá llama a Pepito y le dice:
- Le dijiste a tu hermana que era fea, y esta llorando. Ve y dile que lo sientes.
Entonces, va Pepito y le dice a la hermana:
- Hermanita, siento que seas tan fea.

 

Estaba Pepito en el patio y su madre le dice:
- Pepito, ve a la tienda y tráeme pegamento.
Y Pepito le contesta:
- ¡¡No!!.
Y la madre le dice:
- Entonces te pego.
Y Pepito contesta:
- ¿Y cómo me vas a pegar si no tienes pegamento?.


 

La madre le dice a Pepito:
- A ver si te portas bien, porque cada vez que haces algo malo me sale una cana.
- Ahhh, entonces tú debiste haber sido tremenda, porque fíjate cómo está la abuela.

 

Están en el colegio Pepito y sus amigos todos en la misma aula y llega el profesor de arte diciendo:
- A ver, alguien que me diga cómo se hace el verde.
- Muy fácil - responde Susana -, mezclando el azul y el amarillo.
- Muy bien - responde el profesor - y pregunta a Jaimito:
- A ver Jaimito, ¿cómo se hace el púrpura?.
- Fácil profesor, mezclando el rojo y el azul.
- Bien - responde el profesor -.
- Bueno, la campana suena en unos minutos, asi que veamos Pepito:
- Dime, ¿cómo se hace el café?.
- Muy facil profesor, con leche y azúcar al gusto.

 

Pepito llega feliz del colegio y le dice a su mamá:
- Mamá, mamá, ¡aprendí a escribir!.
La mamá le dice:
- ¿Y qué escribiste?.
Pepito responde:
- ¿Cómo voy a saberlo, si todavía no he aprendido a leer?.

 


Se levanta Pepito y le dice a su papá:
- Papá, papá, hoy me levanté con ganas de trabajar.
El papá le contesta:
- ¿Y qué vas a hacer?.
- Acostarme para que se me quiten las ganas.

 

Llega una señora bastante fea a la tienda de Pepito y le dice:
- Por favor, deme una escoba.
Y dice Pepito:
- ¿Se la envuelvo o se va a ir en ella?.

 

El profesor repartiendo las notas:
- Luisito un diez.
- Pedrito un ocho.
- Juanito un seis.
- Pepito un cero.
- Oiga profesor, ¿y por qué a mí un cero?.
- Porque has copiado el examen de Pedrito.
- ¿Y usted cómo lo sabe?.
- Porque las cuatro primeras preguntas, están iguales, y en la última pregunta Pedrito respondió: "esa, no me la sé", y tú has puesto: "yo tampoco".

 

Estaba Pepito en el colegio y le dice a la maestra:
- Maestra, ¿la puedo saludar de beso?.
Y la maestra le responde:
- Por supuesto que sí, ya veo que quieres mejorar tus modales.
Pepito le dice:
- No, es que tengo gripe y se la quiero pasar.

 

En esto que mandan a Pepito a comprar huevos y al llegar a la esquina ve un choque con muertos y heridos. Espantado, Pepito se regresa a casa y le cuenta a su mamá el choque: que un brazo por acá, que una pierna por acá, que la cabeza por allá, y la mamá le dice:
- ¿Y los huevos?
Y contesta Pepito:
- Esos no los vi, mamá.

 

Le dice la mamá a Pepito:
- Pepito, ¿por que le pegaste a tu hermana con la silla?.
¡Porque el sofá estaba muy pesado!.

 

La catequista le pregunta a Pepito durante el catecismo:
- A ver Pepito, ¿por qué los niños no deben de hacer ruido en la misa?.
Pepito contesta:
- ¡Pues porque hay gente dormida!.

 

JUDIT LLORDÉS

Equipo editorial