Cuentos en verso para niños y niñas

Cuento del zapato trotón



Este era un zapato

risueño y feliz.

Gran boca tenia,

pero no nariz.

Seis ojos pequeños

y oreja sutil.

Vivía en una caja

soñaba con salir.

Le gustaba la calle

y los montes sin fin.

Saltaba y corría

de allá para aquí.

Las gotas de lluvia

le hacían reír.

Usábale un mozuelo

fortachón y juvenil.

Al limpiarlo con cepillo

le hacía hacer ¡a… chís!


Un día el mozo creció

y el pobre zapato

algo viejo se quedó.

Una mano, amable

en una bolsa lo metió.


Estaba indeciso, confuso…

mas pronto, alguien lo sacó.


Viejo y sucio corría

feliz en un nuevo pie.

Nunca nada le dolía,

su boca siempre riendo,

sus ojos siempre contentos,

su oído siempre atento.

Trotando de un lado a otro

hasta el final de sus días.

Roto, solo y recordando

que hizo feliz a muchos.

Tal vez a ti.

También a mi.




Cuento de Me encontré una moneda




Me encontré una moneda

la metí en un agujero

con esa moneda compré una gallina

que me puso un huevo.


Tengo una gallina,

tengo un huevo,

tengo una moneda

en el agujero

y siempre tengo

el mismo dinero.


Con aquella gallina

compré una oveja

que tuvo un borrego.


Tengo una oveja,

tengo un borrego,

tengo una gallina,

tengo un huevo,

tengo una moneda

en el agujero

y siempre tengo

el mismo dinero.


Con aquel borrego

compré una vaca

que tuvo un ternero.


Tengo una vaca,

tengo un ternero,

tengo una oveja,

tengo un borrego,

tengo una gallina,

tengo un huevo,

tengo una moneda

en el agujero

y siempre tengo

el mismo dinero.