Chistes para niños y niñas de marcianos


Un niño le dice a su madre:

—Mamá, mi profesor es extraterrestre.

—¿Por qué lo dices? —pregunta la madre.

—Porque en el planeta Tierra es imposible que exista un humano tan raro como él.



La madre le pregunta a su hija:

—¿En qué se parece un alienígena al fin de semana?

—¿En qué?

—En que los dos se van volando.



Un niño le pregunta a su padre:

—Papá, ¿cómo se llama aquel extraterrestre que sale por la boca?

Y el padre contesta:

—Alien-to.



Un niño y una niña están observando el universo con su telescopio y el niño le pregunta:

—¿Sabes cuál es el colmo de un astronauta?

—No sé, ¿cuál?

—Quejarse de no tener espacio.



JUDIT LLORDÉS

Equipo editorial