Leyenda del arroz

Leyenda del arroz - Español - - Leyenda Hindú -
by -

Cuenta una antigua leyenda de la India que hace mucho, pero que mucho tiempo, las frutas y los cereales eran mucho más grandes de como las conocemos ahora. De hecho, se necesitaban varias personas para pelar un plátano, sacar de la tierra una patata o cortar los racimos de uvas. Pero esto era bueno, porque así los hombres no tenían que trabajar tanto. Bastaba con que cosecharan un pequeño trozo de tierra para obtener sus maravillosos frutos.

Los granos de arroz eran tan grandes que no hacía falta recogerlos. Ellos mismos caían por su peso cuando estaban maduros, y llegaban rodando hasta un granero. Pero hubo un año, en una pequeña región de la India, que la cosecha era demasiado buena y los granos de arroz demasiado grandes.

La más anciana del lugar ordenó construir un granero más grande.

– ¡Daros prisa!-les decía a los obreros- ¡Si no, los granos de arroz no cabrán y será un desastre!

Pero por mucha prisa que se dieron, no llegaron a tiempo, y los enormes granos de arroz comenzaron a caer, atravesándose a las puertas del granero sin ningún orden.

– ¡Oh, no! ¡Dichosos granos de arroz! ¡Y ahora tendremos que recogerlos nosotros! – gritó enfurecida la anciana.


La anciana estaba muy enfadada, tanto, que golpeó con su bastón a uno de los enormes granos de arroz mientras decía:

– ¡Ojalá hubierais esperado en vuestro sitio a que termináramos de construir el granero! ¡Malditos granos!

Y de pronto, se oyó una voz profunda y enojada. Todos se detuvieron para escuchar bien lo que decía:

– Ya que os molesta tanto nuestro tamaño, a partir de ahora seremos pequeños, muy pequeños. Tanto, que os costará encontrarnos y recogernos.

Y así fue cómo a partir de entonces los granos de arroz se hicieron minúsculos. También el resto de frutas se hicieron más pequeñas. Pero en especial el arroz, por haberse sentido humillado.

Audio vídeo Leyenda del arroz

Mira artículos relacionados!

¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.