Manualidades navideñas para niños y niñas

Ángeles de Navidad con palitos:



Pasos a seguir:


Lo primero que debemos de hacer es coger unos cuantos palos de helado. Juntaremos tres y los pegaremos con un poco de cinta adhesiva. 

Coge otros dos palos y los colocas ligeramente cruzados sobre la base que acabamos de hacer de modo que nos permita el ir formando el cuerpo de nuestro ángel.

Ahora tomas otros dos palos y los partes por la mitad. Una vez hecho esto, los pegas a la base de los dos palos que cruzamos. Así podrás formar los brazos del ángel.

Da la vuelta a la base que has creado y entre los dos palos de los tres primeros que pusimos debes medir para que podamos recortar un cartón o cartulina que será el cuello y cabeza del ángel.

Recorta la forma de la cabeza y deja algo de cuello. Esto lo pegas por detrás de la base fabricada con los palos, y asegurándote que sobresale por encima (paso 6 y 7).

Pega algo de cinta de doble cara sobre la parte trasera, y recorta una cartulina que tenga forma de alas. También puede ser un poco de papel pintado, pero sobre todo, procura que no se te doble o arrugue.

Visto desde frente, tu ángel estaría listo. Tan solo nos quedaría el ponernos a pintarlo y decorarlo como más nos guste. Y no olvides pintar una cara a nuestro angelito.

Además, podemos añadir un poco de alambre para que sea la corona, o que nos sirva también para colgarlo del árbol y un poco de blonda (como la que se utiliza en las bandejas de pasteles) para que sea un ángel completamente decorado.






Renos Navideños con piñas:


Materiales:

Elementos de la naturaleza: piñas, ramitas, hojas secas, frutos o semillas, etc.

Plastilina tipo Play Doh

Opcional: pintura lavable


Pasos a seguir:

Para conseguir los materiales, antes podremos haber organizado una salida al parque, al campo o un sitio donde creamos que podamos conseguir todos los materiales.


Al final del paseo, en casa o en el parque, vamos a ver los “tesoros” que cada uno ha recolectado; vamos a estimular la capacidad de observación de los peques hablando sobre sus características: ¿de qué colores son? ¿qué texturas tienen? ¿tienen formas rectas o curvas?

Ha llegado el momento de comenzar con nuestra manualidad. Formamos una bola grande de plastilina y la clavamos en la punta de la piña.

Con las manos vamos modelando la bola, aplastándola a los lados para que se adhiera mejor a la piña, y afinando el hocico.

Vamos a hacerle unas patitas al reno con bolitas de plastilina, para que se mantenga de pie.

Clavamos dos ramitas para hacer las astas del reno

Con dos pequeños frutos o semillas haremos los ojos. Si no hemos encontrado nada que nos sirva, podemos hacerlos de plastilina. Del mismo modo haremos el hocico

Usaremos hojas secas pequeñas para hacer las orejas de nuestro reno, las clavamos a los lados de las astas

Por último, podemos colorear el hocico y los ojos con pintura lavable.